El DICOM puede ser una limitante al momento de solicitar una financiación. A pesar de ello, existen alternativas convenientes, sobre todo cuando las deudas se acumulan. Una de estas opciones es precisamente el factoring. Sin embargo, ¿qué es el factoring y cómo te puede ayudar si estás en DICOM?

Lo que sucede con el factoring es que se ha convertido en una solución confiable para personas que se encuentran en DICOM. Lo anterior porque brinda acceso a diferentes fuentes de liquidez, con lo cual las empresas pueden continuar funcionando.

¿En qué consiste el factoring?

El factoring es un tipo de financiación alternativa que se adapta particularmente bien a las pequeñas y medianas empresas. Sobre todo es ideal para aquellas empresas que no tienen una relación bancaria establecida y prolongada con un prestamista importante.

Esta financiación implica que un tercero que compra la deuda, que pueden ser incluso cuentas por cobrar. Por lo tanto, el factoring permite a una empresa tener un flujo de efectivo continuo cuando lo necesita, manteniendo menos efectivo disponible en un momento dado.

Entre otras cosas, el factoring permite a las empresas transferir a un tercero, el riesgo de crédito de sus cuentas por cobrar. También les permite el apalancamiento para acelerar su capital.

De acuerdo con las leyes de Chile, el factoring está tipificado como la compra de deudas, y aunque parece la concesión de un crédito, en realidad no lo es. Como se dijo antes, esta alternativa permite inyectar liquidez a una empresa o persona natural.

En el factoring, la cantidad de liquidez que se inyecta es pagada al instante mediante el endoso de cuentas por cobrar. Lo interesante de todo esto, es que no importa si la empresa que solicita el factoring aparece listada en el Boletín Comercial, ya que igualmente se puede beneficiar de la financiación.

Lo mejor del factoring es que las empresas no deben esperar una gran cantidad de tiempo para recibir el capital. Además, pueden mantener funcionando su empresa para no experimentar pérdidas.

¿Puedo beneficiarme del factoring si estoy en el DICOM?

Si eres una persona natural, o tienes una empresa que requiere liquidez urgentemente, pero te encuentras en el DICOM, seguramente te preguntarás si puedes beneficiarte del factoring.

La buena noticia es que no es relevante que tu empresa se encuentre en el DICOM. Esto porque las cuentas por cobrar no tienen influencia en la concesión del capital, debido a que ya existen garantías de pago. Por lo tanto, si tu empresa está en DICOM, puedes solicitar el factoring para vender tus facturas a un tercero.

Y como ya se mencionaba, no tienes que esperar largos periodos de tiempo, ya que normalmente en un día o una semana, obtienes el capital que corresponda al pago de las cuentas por cobrar. Esa es una gran ventaja para las empresas que requieren liquidez inmediata.

Además, no importa si tu empresa figura en el DICOM, puedes solicitar el factoring las veces que sea necesario. Esto porque el factoring es un mecanismo de gestión que se clasifica no como un préstamo, sino como una venta.

Otra ventaja del factoring como modelo de financiación, es que permite la puesta en marcha de nuevas empresas, especialmente de aquellas que todavía no cuentan con un buen historial de crédito.

Por otro lado, las empresas no tienen que lidiar con los gastos de cobranza, así como con la pérdida de tiempo. En consecuencia, además de recibir liquidez, las empresas pueden ahorrar dinero evitando gastos logísticos o por cobros.

Si estás interesado en solicitar el factoring para tu negocio, en Chile existen varias empresas de factoring que te pueden ayudar. Las más destacadas incluyen Capital Express, BHV Capital, AhorroChile, y Todo Factoring.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.