Salir de DICOM

Estar registrado en el DICOM significa que no puedes acceder a una financiación, lo cual termina afectando tu economía. Por lo tanto, las personas que aparecen en este directorio, se preguntan, ¿cómo salir de DICOM?

Cómo salir de DICOM?

Si bien no es un proceso sencillo, existen varias maneras de salir del DICOM para solicitar un préstamo o cualquier otro tipo de financiación. En este artículo te diremos lo que tienes que hacer para que ya no aparezcas en el DICOM.

Este directorio es de acceso público y la información que recolecta tiene que ver con las deudas que tiene cada individuo u organización.

DICOM es un registro o directorio que contiene información comercial y financiera, tanto de personas como de empresas.

¿Qué es DICOM y qué información recolecta?

Cabe señalar que este registro obtiene la información de diferentes bases de datos, entre las que destacan el Boletín comercial, el Boletín Concursal, la superintendencia de bancos, instituciones financieras, así como la dirección del trabajo.

La razón por la que el DICOM recolecta los datos de deuda de las personas y empresas, es porque obtiene un beneficio con esos datos. Es decir, si quieres saber acerca de tus deudas, debes pagar. No obstante, existe una opción para obtener el informe DICOM gratis.

La información que obtiene el DICOM la vende a empresas, casas comerciales, y entidades bancarias. Como resultado, todas estas instituciones conocen tu situación financiera actual, y en consecuencia saben a quien les conviene conceder un préstamo, y quien representa un riesgo de impago.

Por lo tanto, DICOM almacena toda la información relacionada con los pagarés, letras, y protestos de cheques vencidos, así como todas las deudas que tengas actualmente. Además, si tu cheque no tiene fondos, o si la cuenta está cerrada, la entidad bancaria comunica esto a la Cámara de Comercio, quien a su vez envía esta información al DICOM.

¿Cómo salir de DICOM?

La forma más simple de salir de DICOM es liquidando todas las deudas, en caso de que sean varias. Una vez que pagues tu deuda, después debes aclararla, lo cual significa obtener un certificado en el que se indique que no tienes deudas.

Dicho certificado debes presentarlo en el Boletín Comercial para que ya no aparezcas en el registro como deudor. Otra forma de salir del DICOM es renegociando la deuda por la cual fuiste incluido en el directorio.

La negociación que se realiza con la empresa elimina la deuda anterior, y crea una nueva deuda. Por lo tanto, en esta nueva deuda, si te mantienes al día con los pagos, no apareces en el DICOM, ya que la deuda anterior ha sido eliminada. De igual forma, es necesario que acudas a las oficinas de Equifax en Chile para presentar el certificado que indica que no tienes deudas y que deben eliminarte de sus registros.

Prescripción de la deuda

La tercera manera de salir del DICOM es por prescripción. Quizás no lo sabías, pero las deudas prescriben y en consecuencia dejan de existir. En consecuencia, si un tribunal llega a la conclusión de que no se puede presentar una demanda en contra del deudor debido a que la deuda ha prescrito, el deudor queda exento de la deuda.

Sin embargo, es importante aclarar que el tiempo depende de cada documento. Es decir, si se trata de un cheque protestado, la deuda vence luego de un año, a partir de que se realizó el protesto.

Si se trata de una letra, la deuda también vence después de un año, contando a partir del vencimiento de la letra. Es lo mismo para el pagaré, donde la deuda vence luego del año, a partir de la primera cuota sin pagar.

En cuanto a las deudas en general, estas vencen tras cinco años a partir de que se contrajeron.