El boletín comercial, oficialmente conocido como “Boletín de Informaciones Comerciales”, es una base de datos que contiene información de carácter comercial, bancaria, financiera, o económica.

En la actualidad, esta base de datos económica es gestionada por la Cámara de Comercio de Chile. Cabe destacar que el Boletín Comercial lleva a cabo sus publicaciones cumpliendo con el Decreto Supremo N°950 del Ministerio de Hacienda de 1928, respecto a la protección de datos personales.

¿Cuál es el objetivo del Boletín Comercial?

Desde su fundación en 1928, el Boletín Comercial ha funcionado como una herramienta de soporte para todos aquellos procesos de evaluación tanto crediticia, como de riesgo comercial. Como resultado, se ha convertido en una pieza clave para el desarrollo crediticio en Chile, al tratarse de una herramienta indispensable para evaluar los créditos.

Por lo tanto, el objetivo del Boletín Comercial es el de recopilar y publicar cada semana la siguiente información:

En base a lo anterior, el Boletín Comercial es considerado como una herramienta disponible para las entidades que conceden préstamos, ya que les permite evaluar la viabilidad de su otorgamiento.

Por otro lado, y con el objetivo de garantizar la difusión del Boletín Comercial, la Cámara de Comercio de Chile, tiene acuerdos con DICOM, TRANSUNION, y SINACOFI Buró, para distribuir dicha publicación.

Gracias a ello, todos los establecimientos comerciales en Chile, pueden acceder a la información proporcionada por el Boletín, y utilizarla para evaluar el riesgo comercial de conceder un préstamo o crédito.

¿Cuáles son los derechos de las personas que aparecen en el Boletín Comercial?

Es importante tener presente que todas las personas que figuran en los registros del Boletín Comercial tienen derechos. El primero de ellos es el derecho al acceso, modificación y cancelación de datos.

De acuerdo con el Artículo 12, cualquier persona tiene el derecho a exigir al responsable de una entidad bancaria dedicada al tratamiento de datos personales, información sobre sus datos personales, así como el propósito de su almacenamiento.

Si esta información es errónea, o está incompleta, la persona también tiene derecho a que los datos sean modificados. Incluso puede solicitar que dicha información sea eliminada en caso de que hayan caducado o que no exista un argumento legal para su almacenamiento.

Además, tanto la información, como la modificación, o eliminación de los datos, no tendrán ningún costo para el solicitante. Por otra parte, y respecto al registro de entrega y acceso de datos, la Ley N°20.575 expresa que todos los bancos de datos o distribuidores de registros, deben contar con un registro de acceso y entrega de dichos antecedentes.

Estos registros deben incluir el nombre de la persona que los ha solicitado, así como la causa, la fecha y la hora en la que se realizó la solicitud. Igualmente debe figurar el nombre de quien es responsable de entregar la información.

También es importante mencionar que las personas que aparezcan en el Boletín Comercial, tienen derecho a pedir esta información cada cuatro meses. En todos los casos, la información debe ser proporcionada sin costo alguno para el solicitante, y debe abarcar los últimos doce meses.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.